Andrade Yolanda


Estudió fotografía en el Visual Studies Workshop en Rochester de 1976 a 1977. En ese año, inició su trabajo como fotógrafa para una compañía mexicana de producción cinematográfica utilizando fotografía fija. Posteriormente trabajó como fotógrafa independiente para múltiples revistas, así como para Provenemex Editorial S.A. Ha incursionado en la docencia, dirigida a este medio, en la diversas escuelas nacionales, incluyendo el Instituto Tecnológico de Monterrey así como en la Escuela de Fotografía Nacho López, en el Centro de la Imagen.1 A lo largo de su carrera ha obtenido múltiples reconocimientos y becas nacionales e internacionales con las cuales ha llevado a cabo proyectos fotográficos a diversas ciudades del mundo. Ha sido invitada por el California Museum of Photography en Riverside, CA. y la Universidad de Texas, Austin, para dar conferencias y participar en mesas de discusión sobre la fotografía en América Latina. En el 2004 viajó a Las Vegas para fotografiar los aspectos cotidianos de la vida americana; en el 2009 viajó a Paris donde realizó su serie fotográfica sobre dicha ciudad y en el 2010 visitó la India para fotografiar diversas ciudades. Durante sus primeros años como fotógrafa, se especializó en la foto fija en blanco y negro. Después de 25 años, en el 2003 decidió explorar tanto la fotografía digital como el color en su trabajo. Su cuerpo de trabajo explora diversos aspectos de los espacios urbanos, de la cultura popular y la relación que existe entre las personas y su ciudad. Especialmente enfoca su trabajo artístico para explorar, desde una mirada íntima y cotidiana, la relación que se construye entre la ciudad y ella como mujer y como fotógrafa, así como entre la ciudad y su propia imaginación. Para ella, la ciudad es ese “escenario donde ocurren paralelamente diversas historias” Ha documentado manifestaciones, marchas o mítines de diversas índoles, políticas, culturales, de derechos humanos, del orgullo homosexual, de mujeres, de apoyo a diversas causas, o de carácter religioso. En Modelo Fotográfico se ve representado el movimiento homosexual y en Región Mujer documenta el movimiento feminista. Villegas (2001) escribe que, respecto al tema de la mujer, reconoce que como fotógrafa y como mujer, el movimiento feminista ha sido fundamental en su proceso personal y profesional, e influye en su quehacer como fotógrafa. A partir de esto y teniendo en cuenta que para ella toda obra es siempre autobiográfica, el tema de lo femenino no sólo son las imágenes directas donde vemos mujeres o situaciones que les atañen, sino su posición como persona que está detrás de la cámara. Ella es la fotógrafa que mira a través de su objetivo con una mirada de mujer, así su proyecto fotográfico le sirve también para reflexionar sobre la situación de la mujer, la sexualidad, las tradiciones, el machismo, entre otros.4 "Mi propósito ha sido presentar, desde una perspectiva personal, diversos aspectos de la cultura mexicana: la imagen de la muerte, las procesiones religiosas, los acontecimientos políticos y sociales, el teatro callejero, la cultura popular, la identidad sexual y la lucha contra el sida. La suma de estos temas refleja también una autobiografía visual y una búsqueda que, a la manera de un proceso alquímico, me lleve a desarrollar una mirada andrógina."